Foto: Reuters

La primera ministra británica, Theresa May, ha defendido este martes que si finalmente el Brexit se produjera sin acuerdo, tal y como auguran algunas voces desde Reino Unido, “no sería el fin del mundo”.

May ha respondido a una carta enviada la semana pasada por el ministro de Economía, Philip Hammond, al comité de finanzas en la que alerta del impacto económico que tendría para Reino Unido abandonar la Unión Europea sin acuerdo.

Interrogada sobre este asunto, ha reprochado a Hammond la publicación de la carta porque, según ha explicado en declaraciones recogidas por Sky News, se basa en datos del pasado mes de enero.

Sobre la perspectiva de que la ruptura entre Londres y Bruselas se produzca sin pacto alguno, May ha citado las palabras del director de la Organización Mundial del Comercio (OMC), Roberto Azevêdo, sobre las consecuencias económicas: “No será un paseo por el parque” pero “no será tampoco el fin del mundo”.

Además, la ‘premier’ ha subrayado que el Gobierno “está realizando los preparativos necesarios” para que Reino Unido salga airoso en cualquier escenario.

May ha insistido en que “es mejor no tener acuerdo que llegar a un mal acuerdo”, si bien al mismo tiempo ha confiado en que las partes lograrán entenderse antes de la fecha límite: el 29 de marzo de 2019, cuando el Brexit se producirá de forma automática.

El negociador jefe de la UE para el Brexit, Michel Barnier, y su homólogo británico, Dominic Raab, anunciaron la semana pasada tras su reunión en Bruselas que negociarán “de manera continuada” en las próximas semanas con el fin de alcanzar un acuerdo hacia otoño, lo que dará tiempo suficiente para implementarlo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.