Repsol Honda

El piloto español Marc Márquez (Repsol Honda) intentará seguir afianzando su liderato de MotoGP en el Gran Premio de Austria, undécima cita del Mundial de Motociclismo que se disputa este fin de semana en Red Bull Ring, un circuito propicio para las Ducati y en el que espera defender su ventaja con respecto al segundo clasificado del campeonato, el italiano Valentino Rossi (Yamaha).

Tras sus victorias en Assen y Sachsenring, el de Cervera se conformó con un tercer puesto y 16 puntos en la cita de la República Checa, en la que se impuso Andrea Dovizioso (Ducati); en Brno, el catalán aflojó viendo que ‘Il Dottore’ era cuarto y no iba a recortarle puntos en el campeonato.

Así, Márquez domina la general de la categoría reina con 181 unidades, una renta de 49 sobre Rossi (132) que podría hacerle afrontar tranquilo la cita. Todo ello unido a las prestaciones del italiano en Spielberg, donde nunca ha ganado.

Sin embargo, el tetracampeón del mundo en MotoGP no concede tiempo al triunfalismo y espera una buena actuación en un circuito que desde su vuelta al Mundial sólo conoce ganadores italianos y de Ducati en la máxima categoría -Iannone en 2016 y Dovizioso en 2017-.

Y es que el trazado, ubicado entre los montes de Spielberg, ofrece carreras rápidas y para corredores hábiles, perfectas para el de Cervera, aunque la pista es favorable para las motos de Borgo Panigale gracias a los innumerables puntos de frenada y la aceleración.

Esa ventaja tratará de aprovecharla Andrea Dovizioso, flamante ganador en Brno y que marcha tercero en el campeonato con 113 puntos, a 68 del líder. También lo hará el español Jorge Lorenzo (Ducati), que le acompañó el fin de semana en el podio en el segundo cajón y que es quinto (105).

Mientras, Yamaha espera dejar atrás su mala racha. Además de los problemas del nueve veces campeón del mundo, el español Maverick Viñales necesita remontar posiciones desde la cuarta plaza (109) si quiere seguir teniendo opciones; el de Roses volverá a la acción después de perderse el test del lunes por la caída que sufrió en la primera vuelta de carrera.

Además de Iannone y Dovizioso, los otros dos pilotos que ya saben lo que es ganar en Austria son Franco Morbidelli -2017, en Moto2- y Johann Zarco -2016, en Moto2-. En la lucha por ser el mejor piloto independiente, el francés lidera la clasificación con 97 puntos, tres más que el italiano Danilo Petrucci (Ducati) y siete más que el británico Cal Crutchlow (Honda).

El español Pol Espargaró (KTM), decimocuarto, se perderá la cita después de sufrir una dura caída durante el ‘warm up’ en la República Checa, aunque no tendrá que pasar por el quirófano. Tampoco estará el finlandés Mika Kallio (KTM).

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.