REPSOL MEDIA SERVICE

El piloto español de MotoGP Marc Márquez (Repsol Honda) vio de obligada necesidad la cancelación del Gran Premio de Gran Bretaña, por la lluvia y las malas condiciones de Silverstone, centrados en la “seguridad” de los pilotos lamentando el accidente de Tito Rabat.

“Ha sido un día largo, atípico y cansado, que esperemos no se repita. La comisión de seguridad ha analizado la situación y creo que tenemos que dar las gracias a Dirección de carrera, porque nos han escuchado y al final la seguridad ha sido la principal consideración de todos”, indicó el líder del Mundial.

El de Cervera explicó que lo ocurrido a Rabat en los cuartos libres un día antes fue el claro ejemplo de lo que no se podían permitir en carrera. La prueba de MotoGP fue cambiada en su horario para el domingo a mediodía, pero se fue retrasando todo por una previsión que no dejaba de dar lluvia sobre el trazado inglés.

Finalmente, las carreras fueron suspendidas ya por la tarde, sin garantías de seguridad después de un sábado de múltiples caídas, la más grave la de Rabat. El piloto del Reale Avintia Racing se fue al suelo en una fatídica curva 7, en la que muchos más se fueron al suelo, siendo golpeado después por la moto de Franco Morbidelli y trasladado al hospital con una triple fractura en la pierna.

“Ya hay uno de los nuestros en el hospital. Durante el día, miraba la televisión y veía a todos los aficionados en las gradas esperando pacientemente y habría sido bonito recompensarles, pero al final, a veces, hay que tener la cabeza fría y pensar”, finalizó.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.