Las nuevas sanciones dictadas a principios de agosto por Estados Unidos contra Rusia en relación con el ataque químico perpetrado el pasado 4 de agosto en la localidad británica de Salisbury, entrarán en vigor el próximo 27 de agosto.

“El plazo de notificación, previsto por la ley (…) venció el 22 de agosto. Enviamos la notificación al Registro Federal que activa las sanciones y esperamos que sea publicada el 27 de agosto”, ha asegurado un portavoz del Departamento de Estado norteamericano a la agencia de noticias Sputnik.

Las nuevas sanciones contra Rusia están relacionadas contra el ataque químico contra el ex espía ruso Sergei Skripal y su hija Yulia en Salisbury, del que Reino Unido y sus aliados han acusado al Kremlin.

Los Skripal fueron encontrados inconscientes en un banco de las calles de Salisbury, donde vive desde hace años el ex espía gracias a un acuerdo de canje de agentes entre Rusia y Estados Unidos, después de entrar en contacto con Nochivok, una sustancia tóxica de origen soviético que no se usaba desde la Guerra Fría.

En un caso parecido, Charles Rowley, de 45 años, y su pareja, Dawn Sturgess, de 44, cayeron enfermos el 30 de junio en Amesbury, cerca de Salisbury, por manipular un objeto contaminado con dicho agente nervioso. Reino Unido investiga también la posible implicación rusa en este suceso. Rowley ya se ha recuperado, pero Sturgess murió.

El Gobierno de Vladimir Putin ha negado cualquier responsabilidad en estos dos incidentes y ha exigido a Reino Unido que muestre las pruebas de la supuesta autoría rusa. De momento, investigadores de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) tratan de confirmar el uso de Novichok en ambos ataques.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.