Desagradable sorpresa la que se llevaron los agentes de la Policía Local de Binissalem cuando el domingo, al acudir al cuartel para iniciar su turno de trabajo a primera hora de la mañana, se toparon con la puerta de entrada manchada de excrementos humanos.

Los agentes procedieron a revisar las grabaciones de las cámaras de seguridad comprendidas entre las cinco y las siete de la madrugada hasta que dieron con el momento exacto en que un individuo lanzaba los excrementos contra la puerta y lograron también identificarlo.

Se trata de un vecino de 64 años que vive a las afueras del núcleo urbano de la localidad y que arrastra a sus espaldas una gran cantidad de denuncias, detenciones y antecedentes por diferentes motivos, entre los que se encuentra amenazar de muerte a un agente de la Policía Local.

Al parecer, el móvil del comportamiento del individuo podría haber sido la venganza pues durante la noche había discutido con unos vecinos y ello obligó a intervenir tanto a la Policía Local como a la Guardia Civil.

La policía procedió a redactar un informe judicial sobre lo ocurrido y denunció al autor de los hechos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.