La Torre Eiffel ha tenido que cerrar este miércoles debido a la huelga que han declarado sus trabajadores para protestar por el nuevo sistema de acceso al monumento parisino, que ha generado largas colas de turistas.

El emblemático edificio ha echado el cierre a las 16.00 horas por la falta de acuerdo entre el sindicato CGT y la administración de la Torre Eiffel.

Las conversaciones están estancadas, pero de momento se desconoce si la huelga continuará el jueves, en el punto álgido de la temporada turística.

Los trabajadores acusan a la administración de generar “monstruosas” colas por el nuevo sistema de acceso, que distribuye a los visitantes por ascensores en función del tipo de entrada que hayan comprado.

El nuevo sistema, que comenzó a implementarse en julio, ha ralentizado el proceso de acceso obligando a los trabajadores a lidiar con turistas enfurecidos.

La administración, por su parte, argumenta que el aumento del tiempo de espera para entrar en la Torre Eiffel es habitual en los meses de verano, cuando hay más demanda. Cada año, más de seis millones de turistas visitan el lugar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.