Agentes de la Policía Local de Llucmajor han realizado un total de 350 controles de vertidos ilegales en seis días, los cuales han finalizado con 32 denuncias a empresas por vertidos no regulados de neumáticos, muebles y restos de obra.

Según ha informado el Ayuntamiento de Llucmajor en un comunicado, estas campañas de control fueron realizadas por los agentes en vertederos y en puntos de recogida de residuos.

De este modo, el regidor de Mantenimiento del Ayuntamiento de Llucmajor, Bernadí Vives, ha explicado que desde el Consistorio se promueven “campañas puntuales como esta”, aunque ha advertido de que, aunque “la vigilancia es constante”, el problema es que “los infractores van cambiado de lugar”.

Los infractores se enfrentan a sanciones que pueden ir de los 100 a los 301 euros (infracciones leves), de los 301 a los 1.000 euros (graves) y de los 1.001 a los 3.000 euros (muy graves).

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.