Foto: Reuters

La parte del puente Morandi de Génova que aún sigue en pie tras el derrumbe del 14 de agosto demuestra el mal estado en que se encontraba la infrastructura, según el fiscal Francesco Cozzi, que de esta forma ha cuestionado el mantenimiento del viaducto por el que circulaba la autopista A10.

Cozzi, que coordina las pesquisas sobre una tragedia en la que perdieron la vida al menos 43 personas, ha asegurado este jueves ante los periodistas que los análisis realizados a la parte de la estructura que sigue en pie han confirmado daños que no estarían relacionados con el derrumbe, según ‘Il Corriere della Sera’.

Los técnicos “han determinado un grave estado de deterioro en la parte oeste del puente Morandi”, según el fiscal. La torre diez, por ejemplo, presenta en sus materiales una degradación de nivel cuatro en una escala de cinco, superior a la torre que ha quedado inclinada.

Una de las dudas pendientes de resolver es si finalmente se demolerá toda la infraestructura, aunque el fiscal ha subrayado que se deberá hacer “de tal manera que se proteja el material que pueda ser útil para las investigaciones”, que por ahora no han señalado a ninguna persona o entidad como responsables directos de la tragedia.

El Gobierno italiano ha iniciado los trámites para retirar la concesión a la empresa Autostrade, responsable de la gestión y del mantenimiento de la autopista. La firma ha alegado en su defensa que había realizado las revisiones periódicas oportunas sobre el viaducto.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.