La Guardia Civil ha asegurado que con la operación BRADER, en la que se han practicado siete detenciones y se ha imputado a otras dos personas, se ha logrado “la desactivación de un punto fijo de venta muy activo en la vía pública y en el domicilio de la calle Punta Ballena que causaba gran malestar entre los vecinos del bloque”.

Las detenciones se han producido en Magaluf y Palmanova (Calvià) mientras que los imputados son de Vallecas (Madrid).

Según ha explicado la Guardia Civil, sus agentes de la zona de Calvià tenían fijado los objetivos de una investigación por tráfico de droga (se trataba de un grupo de personas con roles diferentes dentro del entramado dedicado a distribución de sustancias en la principal zona de ocio de Magaluf y alrededores), cuando en el aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suarez fue interceptado un paquete que contenía 170 gramos de cocaína en el interior de la maleta de un pasajero que volaba a Mallorca.

Este hecho precipitó la fase final de la operación e hizo a los agentes de la Guardia Civil de Calvià llevara a cabo las detenciones.

Durante la fase de investigación, los agentes constataron que uno de los detenidos era el que transportaba la droga entre Madrid y Mallorca; otro captaba los clientes en la vía pública, siempre en el mismo sitio, ‘recogía el encargo’ subía al piso donde ocultaban las sustancias y bajaba al punto de encuentro para realizar la venta. Otros serían los encargados de distribuirla por la calle de forma itinerante por las zonas de ocio de Calvià.

La importancia de este operativo no es la cantidad de droga intervenida, pues el grupo no almacenaba una cantidad importante y ellos mismos la transportaban desde Madrid a Mallorca y en cantidades no muy grandes, sino más la desactivación de un punto fijo de venta muy activo en la vía pública y en el domicilio de la calle Punta Ballena que causaba gran malestar entre los vecinos del bloque donde está la vivienda, que por otra parte es donde se ha incautado toda la droga.

En los registros practicados en Mallorca y Madrid se han intervenido 80 dosis de cocaína, 40 pastillas de MDMA, 50 dosis de marihuana, Cristal en roca, sustancia de corte y OCHO MIL (8.000) euros y un vehículo. Toda la droga estaba dosificada y preparada para su venta.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.