KEITH BRATCHER, RUTGERS NEW JERSEY MEDICAL SCHOOL

Los vídeos de Youtube sobre procedimientos de de cirugía plástica facial son, en su mayoría, campañas de marketing engañosas publicadas por profesionales médicos no calificados, según un estudio de la Universidad de Rutgers, en EE.UU.

“Los vídeos sobre la cirugía plástica facial pueden ser principalmente campañas de marketing y pueden no ser totalmente educativos”, ha declarado el autor principal Boris Paskhover, quien también es profesor asistente en el departamento de otorrinolaringología de la Facultad de Medicina de Nueva Jersey.

Paskhover y un equipo de estudiantes de Rutgers han evaluado 240 videos vistos con 160 millones de vistas combinadas que resultaron de búsquedas de palabras clave para ‘blefaroplastia’, ‘cirugía de párpados’, ‘rellenos dérmicos’, ‘rellenos faciales’, ‘otoplastia’, ‘cirugía de la oreja’, ‘ritidectomía’, ‘estiramiento facial’, ‘aumento de labios’, ‘rellenos de labios’, ‘rinoplastia’ o ‘trabajo de nariz’.

Los especialistas han analizado los videos utilizando los criterios DISCERN, una escala para evaluar la calidad de la información médica presentada en línea o en otros medios, que toma en cuenta los riesgos, una discusión de las opciones no quirúrgicas y la validez de la información presentada. Así como estudiaron a las personas que publicaron los videos, incluidos si eran profesionales de la salud, pacientes o terceros.

“Los pacientes y médicos que usan YouTube con fines educativos deben ser conscientes de que estos videos pueden presentar información sesgada, estar desequilibrados al evaluar los riesgos versus los beneficios y no ser claros acerca de las calificaciones del profesional. YouTube es para marketing. La mayoría de las personas que publican estos videos intentan venderte algo”, ha argumentado Paskhover.

Los resultados han puesto de manifiesto que la mayoría de los videos no incluían profesionales calificados en los procedimientos presentados, incluidos 94 videos sin ningún profesional médico. Setenta y dos videos, con médicos certificados por la junta, tenían puntajes DISCERN relativamente altos y proporcionaron información valiosa para el paciente.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.