RFEP

La Federación Española de Piragüismo remitirá esta semana a la Internacional (ICF) un recurso para reclamar que el español Javier Hernanz sea reconocido como ganador de la medalla de bronce en el Mundial de Esprint 2018, al considerar que el palista noruego Eivind Vold debe de ser descalificado por saltarse la última boya, irregularidad que el jefe del equipo nórdico ha admitido en una comunicación privada con el español.

En la última prueba del Campeonato del Mundo, disputado en la localidad portuguesa de Montemor, la incidencia se produjo cuando los palistas que formaban la cabeza de carrera encaraban la recta de llegada, momento en el que Vold, que remaba próximo al español, se saltó la última boya del recorrido para entrar a continuación a meta por delante de Hernanz, en los puestos tercero y cuarto, respectivamente.

Uno de los jueces sancionó la infracción del noruego, que fue descalificado y situó a Hernanz como medallista de bronce. El español, que durante unos minutos figuró en la clasificación oficial como tercero, caminó hacia el podio en la ceremonia de entrega de premios, cuando una revocación de la decisión anterior le volvió a dejar fuera del medallero.

La Federación Española de Piragüismo realizó una reclamación dentro del tiempo establecido ante el Comité de Competición, del que obtuvo como respuesta que el juez-árbitro no había visto incidencia. Posteriormente, el equipo español intentó una última apelación, aunque los miembros del Comité ya se habían ido, y, tras contactar con el presidente de la ICF, éste les indicó remitir el recurso de apelación a la junta directiva de la Federación Internacional de Canoa, cuyo documento será enviado esta semana.

Javier Hernanz agradeció el “reconocimiento personalizado” por parte del jefe de equipo noruego, Eirik Veras Larsen, al admitir que “han fallado a la hora de presentar la reclamación y que asumen que su palista ha cometido una irregularidad”.

“Soy una de las personas que más aboga por la capacidad de trabajo, el profesionalismo y los valores del deportes. Me entristece enormemente ver que hay gente dentro de mi deporte, como en este caso los jueces que no han aplicado casi ninguno de los valores por los que yo abogo cada día”, añadió el palista español.

La selección española de piragüismo finalizó ayer su participación en el Campeonato del Mundo de Piragüismo 2018 logrando un total de cinco medallas, a la espera del desenlace de la reclamación de la presea de Javier Hernanz en K1 5.000 metros, gracias a un oro conseguido en K1 200 por Carlos Garrote; tres platas en K2 200: Saúl Craviotto y Cristian Toro, en K2: Cubelos y Peña, y en K4 500: Saúl Craviotto, Cristian Toro, Marcus Cooper y Rodrigo Germade, y un bronce en K4 1.000: Paco Cubelos, Pelayo Roza, Rubén Millán e Iñigo Peña.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.