Imagen de Archivo

La bandera roja vuelve a ondear en Can Pere Antoni después de que esta tarde se haya producido un nuevo vertido de aguas mixtas (pluviales y residuales).

Según ha informado el Ayuntamiento de Palma en un comunicado, las intensas lluvias registradas durante la tarde han provocado un vertido en la estación impulsora del Baluart.

En esta ocasión, así como han explicado desde Cort, no se han producido vertidos en el Torrent Gros, por lo que el resto de playas permanecerán abiertas.

Este mismo jueves el Consistorio palmesano ha anunciado que ya está trabajando en el proyecto de actualización de la depuradora del Coll d’en Rebassa, así como en la construcción de un túnel subterráneo y un depósito de retención de aguas para reducir los vertidos de aguas residuales en las playas de Ciutat Jardí y Can Pere Antoni.

Se trata de la cuarta vez que se tiene que cerrar alguna playa de Palma por vertidos en las últimas dos semanas. El pasado martes, otro vertido obligó a cerrar Can Pere Antoni y Ciutat Jardí hasta que se comprobó que las aguas eran aptas para el baño.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.