Al menos una docena de escuelas, la mitad de ellas solo para niñas, han ardido en la madrugada del viernes en una serie de ataques deliberados cometidos cerca de Chilas, una región con importante presencia de los talibán paquistaníes, aunque no ha habido víctimas que lamentar.

El agente de Policía Mohamad Bashir ha contado al diario paquistaní ‘Dawn’ que las escuelas estaban desocupadas porque las clases habían terminado hace horas.

Varios efectivos se han desplazado al lugar para investigar lo ocurrido. De momento, ningún grupo armado ha reivindicado la autoría del ataque.

El Movimiento Juvenil Diamer ha convocado una protesta en Chilas, la capital de la región del mismo nombre, para denunciar los constantes ataques contra las instituciones educativas del lugar.

A la protesta se han sumado también los residentes, que han exigido a la Policía que encuentre a los culpables de inmediato. “Muerte a los terroristas”, han gritado.

El líder opositor Imran Khan, que se ha proclamado vencedor de las recientes elecciones, ha condenado este “preocupante” ataque. “Esto es inaceptable. Garantizaremos la seguridad de los colegios porque estamos comprometidos con la educación, especialmente con la educación de las niñas”, ha dicho en Twitter.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.