Honda comenzará en agosto la producción del nuevo NSX, con mejoras en el chasis, un nuevo diseño exterior que incorpora la pintura Thermal Orange Pearlescent y cuyas primeras unidades llegarán al mercado a finales de año.

La firma nipona informó en un comunicado de que ha equipado el NSX con unas barras estabilizadoras de mayor tamaño, con las que incrementa su rigidez delantera en un 26% y en un 19% la trasera.

Honda también ha introducido en el modelo ajustes en el software que controla la unidad de potencia Sport Hybrid SH-AWD, la dirección asistida electrónicamente, el sistema de control y estabilidad del vehículo y la amortiguación activa con fluido MR.

Además, el nuevo NSX también montará de serie los neumáticos de alto rendimiento Continental SportContact 6, que ofrecen una mejor respuesta durante las fases de frenada, curva y aceleración.

Por su parte, las actualizaciones del propulsor incluyen inyectores revisados, mejoras en la gestión de la temperatura del turbocompresor y un nuevo filtro de partículas.

En lo que respecta al diseño exterior, el nuevo NSX estará disponible con el nuevo color Orange Pearlescent. Honda ofrecerá la posibilidad de incorporar pinzas de freno de color naranja y el acabado cromado de la parrilla superior delantera es ahora del mismo color que la carrocería.

Para el interior, los clientes podrán elegir entre un tapicería de cuero roja o de color azul Indigo Blue si optan por la combinación Alcantara con tapicería de cuero.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.