Hacer más deporte o sentir más control sobre tu vida puede ayudar a los mayores a sentirse más jóvenes y eso, a su vez, podría ayudar a mejorar sus capacidades cognitivas, su longevidad y su calidad de vida en general, según varias investigaciones presentadas en la convención anual de la Asociación Estadounidense de Psicología (APA, por sus siglas en inglés).

“La investigación sugiere que cuando las personas se sienten más jóvenes que su edad cronológica está asociado con una gran variedad de resultados positivos en personas mayores, incluyendo un mejor rendimiento de memoria, salud y longevidad. Nuestro estudio apunta que los mayores se sienten significativamente más jóvenes en los días cuando tienen una mayor sensación de control sobre su vida”, señala Jennifer Bellingtier, de la Universidad Friedrich Schiller de Jena (Alemania).

Bellingtier y el coautor del estudio, Shevaun Neupert, de la Universidad Estatal de Carolina del Norte (Estados Unidos), reclutaron a 116 adultos mayores (de 60 a 90 años) y 106 adultos más jóvenes (de 18 a 36) y les hicieron encuestas cada día durante nueve días.

Se pidió a los participantes que respondieran a una serie de afirmaciones sobre el nivel de control que sentían que tenían cada día. Por ejemplo, si en las últimas 24 horas tenían poder de decisión sobre participación en actividades. Después, se les preguntó qué edad tenían ese día.

Los investigadores encontraron una importante variabilidad día a día en la edad subjetiva en ambos grupos a lo largo del estudio. También encontraron una asociación significativa entre el nivel de control percibido cada día y la edad subjetiva en el grupo de adultos mayores, pero no en el grupo más joven.

“Formar el entorno diario de manera que permita a los adultos mayores ejercer más control podría ser una estrategia útil para mantener un espíritu juvenil y un bienestar general. Por ejemplo, una intervención también podría ser algo tan simple como brindarles a los residentes de residencias de ancianos la oportunidad de tomar más decisiones en sus vidas diarias para que puedan ejercer más control”, explica Bellingtier.

Además de amplificar el control percibido, otra estrategia para mantener una edad subjetiva más joven y disfrutar de los beneficios puede ser aumentar la actividad física, según otro estudio presentado en la misma sesión. “Nuestros resultados sugieren que promover un estilo de vida más activo puede llevar a una edad subjetiva más juvenil”, señala Matthew Hughes, de la Universidad de Carolina del Norte (Estados Unidos).

Hughes y sus colegas reclutaron a 59 adultos en el área de Boston (Estados Unidos) entre los 35 y los 69 años que no se dedicaban a la actividad física de forma rutinaria rutina. Los investigadores controlaron su número de pasos diarios durante cinco semanas a través de una pulsera inteligente. Así, encontraron que las personas con mayores incrementos en sus recuentos de pasos al final del estudio informaron menores edades subjetivas.

“Aunque prometedores, los resultados aún son preliminares. Como esto fue parte de un estudio piloto, nuestro tamaño de muestra fue pequeño. Si bien los resultados sugieren que caminar puede contribuir a sentirse más joven, se necesita más investigación con una muestra más grande en un entorno más controlado para confirmar los hallazgos”, concluye Hughes.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.