Ni las continúas noticias de fallecimientos o heridos graves; ni las ordenanzas multando esta práctica; ni los folletos o advertencias en los hoteles explicando los riesgos del ‘balconing’ y, ni siquiera, las campañas que en los países de origen se hacen (como la de la Asociación Británica de Agencias de Viajes) parecen poder evitar una práctica que este verano ha repuntado.

Las imágenes que aportamos han sido grabadas en un hotel de la S’Arenal hoy mismo, a mediodía, y hablan por sí solas: un grupo de turistas pasando de una habitación a otra a través de la medianera que separa los balcones o, más peligroso aún, deslizándose por el exterior de la terraza agarrados a la barandilla y todo… para acabar saltando a la piscina.

Según ha podido saber Crónica Balear, varios vecinos han avisado a la dirección del hotel sobre estos hechos, que se repiten varias veces por semana, pero no vale de mucho pues tras llamar la atención a los turistas y lograr que cesen los saltos durante unos minutos (u horas), finalmente “vuelven a la carga”.

Y, cuando no son los turistas los que saltan, son las sillas las que vuelan desde la zona de piscina a las habitaciones o viceversa.

Música a todo volumen por la noche, gritos continuos que impiden a los vecinos dormir o tener una ventana abierta durante el día porque si lo hacen no pueden ni oír la televisión y los avisos a la policía, parecen caer en saco roto: “Hemos llamado a la policía en más de una ocasión y su su respuesta es ‘ahora enviamos a una patrulla’ ero no sabemos de donde vienen porque aún los esperamos”.

Seis fallecidos y varios heridos este verano

Este verano son ya seis las personas fallecidas por caídas desde hoteles o apartamentos. El último caso se registró el pasado 20 de agosto cuando un joven alemán de 23 años se precipitó desde el décimo segundo piso del Hotel Pabisa Bali en la Playa de Palma.

Cuatro jóvenes más han fallecido en Magaluf y un menor de 14 años en Playa de Muro. Además, se han registrado más de una docena de heridos graves por caídas provocadas por diferentes motivos en hoteles de Mallorca e Ibiza.

Hoy mismo, dos personas han resultado heridas graves: un turista alemán, que ha caído de forma accidental por el hueco de la escalera de un segundo piso del hotel en que se alojaba y otra, una persona no identificada que ha caído por un terraplén cuando intentaba acceder a un hotel saltando un muro.

Accidentes que se han producido, en todo caso, después de una noche de marcha.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.