El grupo ecologista GOB ha pedido a los cazadores de Mallorca que no cacen la tórtola europea este año porque está “sufriendo un importante declive poblacional”, después de que el Consell de Mallorca rechazara aplicar una moratoria, como había pedido la entidad.

Así se ha expresado el GOB en un comunicado a raíz del comienzo del período, este miércoles, de media veda para la caza, en el que se podrán cazar diversas especies -entre ellas la tórtola europea-.

La entidad se ha visto obligada a “apelar a la responsabilidad personal de los cazadores” tras la negativa del Consell a aplicar la moratoria contemplada en el Plan de Acción aprobado por la Comisión Europea.

El GOB ha alertado del declive poblacional de la tórtola europea, que “podría tener que ver con sinergias negativas creadas por diferentes factores que poden actuar en los zonas de cría y de invernada, como la pérdida de los hábitats de cría, el uso de herbicidas o la caza”.

Para reforzar este argumento, el GOB ha citado datos del programa Sacre de SEO-Birdlife, que ha detectado un descenso de un 30 de los ejemplares de esta especie en España desde el año 1998, y otros programas europeos. Además, ha recordado que el Comité de Flora y Fauna Silvestres recomendó en 2016 incluir esta especie en el Catálogo Español de Especies Amenazadas con la categoría de vulnerable, lo que impediría su caza.

Por otro lado, han criticado que el Plan de Acción por la conservación de la tórtola europea aprobado por la Comisión Europea todavía “no se ha traducido en ninguna norma legal y que por lo tanto es solo indicativo”. Entre las medidas que contempla este plan figura una moratoria de caza.

En este contexto, desde el GOB han declarado que la posición del Consell ante esta situación no les “sorprende” y han sugerido que la institución prefiere esperar a que la prohibición llegue de otras instancias superiores para “no tener que asumir el coste político de una medida administrativa que puede ser impopular entre los cazadores”.

Por otro lado, la entidad ha agradecido al Consell la reducción del cupo máximo de captura diaria por cazador, con la que ha pasado de cuatro a tres ejemplares tras una decisión de la institución insular. Asimismo, han considerado que esta medida “no es suficiente” ante la situación de la especie y no se ajusta a “las determinaciones indicadas por el Plan de Acción”.

LOS CAZADORES ADVIERTEN DE POSIBLE SOBREPOBLACIÓN DE PALOMA TORCAZ

Por su parte, la Federación Balear de Caza ha advertido este lunes del “riesgo” por la “sobrepoblación” de paloma torcaz. En esta línea, ha recordado que han solicitado “en reiteradas ocasiones” al Ayuntamiento de Palma que se acoja al Plan Marco de Ordenación de los Terrenos Cinegéticos de Aprovechamiento Común para permitir que se pueda cazar en los terrenos libres.

En este sentido, el presidente de la Federación, Pedro Bestard, ha lamentado que “tanto este alcalde de Palma, Antoni Noguera, como el anterior, José Hila, se han negado a acogerse al Plan, que permitiría cazar en terrenos libres con las restricciones indicadas y serviría para regular la población de esta especie”.

Bestard ha criticado que “se toman decisiones por cuestiones meramente ideológicas y no se están teniendo en cuenta las consecuencias que puede tener”. Por ello han reiterado su solicitud y han confiado en que “quienes deciden sean capaces de aparcar la ideología por un momento y decidir de acuerdo a criterios técnicos”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.