Las frutas frescas, las patatas y sus preparados y las bebidas alcohólicas son algunos de los productos que más se han encarecido entre enero y julio, con subidas en los dos primeros casos superiores a los dos dígitos.

En concreto, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) consultados por Europa Press, el precio de las frutas frescas se ha incrementado un 12,5% en los siete primeros meses del año, en tanto que el de las patatas y sus preparados ha aumentado un 10,8%.

Las bebidas alcohólicas, por su parte, se han encarecido un 4,6% hasta julio, mientras que el turismo y la hostelería han elevado sus precios un 3,7% y el transporte personal, un 3,5%, debido este último caso al alza de los carburantes. Destaca también la subida experimentada por las comunicaciones, un 3,1%.

En el lado de los descensos, lo que más se ha abaratado en lo que va de año es la ropa de hombre (-18,1%), seguida de la ropa de mujer (-16,6%), el calzado infantil (-13,6%), los complementos de vestir (-13,4%), la ropa de niño y bebé (-13,3%) y el calzado de mujer (-11,2%).

En el caso de los alimentos, destacan las bajadas de los precios de las legumbres y hortalizas frescas (-7,2% hasta julio), la carne de ovino (-6,5%) y los aceites y grasas (-6,2%).

HACER UNA TORTILLA DE PATATA, MÁS CARO QUE HACE UN AÑO

En el último año (julio de 2018 sobre julio de 2017), las frutas frescas han disparado su precio un 13%, mientras que las patatas se han encarecido un 12%.

Si a este último dato le sumamos el precio de los huevos, que han subido un 6% en doce meses, y el de la sal, que ha aumentado un 1,9%, se puede concluir que preparar una tortilla de patata es hoy más caro que hace un año, y ello a pesar de que el aceite de oliva ha recortado sus precios un 7,2% en este periodo.

Hacer una paella de marisco también sale más caro que hace un año, pues el arroz ha subido de precio un 0,5% y el marisco fresco o refrigerado se ha encarecido un 4,3%. La cosa cambia si el marisco es congelado, pues éste ha recortado sus precios un 0,4% en el último año.

Asimismo, desayunar una tostada de pan con mantequilla cuesta ahora más que hace un año. El precio del pan es un 0,6% superior al de hace un año, mientras que la mantequilla ha disparado su precio un 12,5% en los últimos doce meses.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.