La rápida actuación del personal del puerto deportivo Marina Botafoch evitó este viernes que una explosión en una embarcación situada en la gasolinera ocasionara daños personales a sus ocupantes.

Según han informado desde Marina Botafoch, los hechos tuvieron lugar a las 19.00 horas, cuando una embarcación semirrígida de siete metros de eslora acababa de repostar 500 litros de gasolina y, cuando arrancó el motor, un fallo en el extractor provocó una fuerte explosión haciendo volar incluso los asientos de la embarcación.

La celeridad en la respuesta de tres marineros del puerto, que sofocaron el incendio con extintores y retiraron las embarcaciones colindantes, evitó tener que avisar a los bomberos.

Los marineros ayudaron al personal de la gasolinera, a la ocupante de la lancha que estaba en tierra y al patrón de la misma, quien sufrió quemaduras en su ropa.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.