Europa press

El director del Plan Andaluz de Promoción de la Autonomía Personal y Prevención de la Dependencia, Federico Alonso, ha destacado la importancia de evitar el estrés y la soledad porque “matan”.

Así lo ha indicado a Europa Press en Baeza (Jaén), donde ha participado en el curso ‘La voz de la experiencia. Claves para un envejecimiento feliz’ que se imparte en la sede de Antonio Machado de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA).

Este experto de la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía ha incidido en que hay que generar una red social y “luchar por mantenerla”. Además, ha apostado por entrenar el cerebro, leyendo o teniendo una participación porque “lo importante no es añadir años a la existencia solamente”. “Es añadir vida y calidad a éstos, esa es la clave”, ha apostillado.

Igualmente, ha señalado que los hábitos de vida son cruciales y ha apuntado que son un constructo formado por diferentes dimensiones, como la dieta y el ejercicio que van unidos. Al hilo, ha resaltado que hay que andar o hacer ejercicio, “cada uno en la medida que pueda y casi como una receta”.

Por otro lado, se ha referido a la relevancia del sueño para la salud, ya que es muy reparador, de modo que “hay que aprender a dormir bien”. De este modo, sobre lo que ha denominado dieta de sueño, ha apuntado tiene que ser muy estructurada. “No se pueden romper los ciclos circadianos, al final terminas teniendo problemas, te mandan una pastilla y esa genera dependencia”, ha comentado.

Así las cosas, Alonso ha hecho hincapié en que los buenos hábitos permiten tener un envejecimiento activo y saludable, cuestión que es fundamental: intentar conseguir que la población tenga un envejecimiento activo con salud, “dado que vamos a vivir más años”. De lo contrario, según ha agregado, “esa existencia se llena de problemas de cronicidad de pluripatología y eso tiene un enorme coste”.

Finalmente, sobre las personas que tienen un grado de dependencia elevado, ha recordado que, junto a recursos residenciales, existen prestaciones como la teleasistencia, que aumenta la seguridad en el hogar; la ayuda a domicilio, ayudas económicas para familiares que actúen como cuidadores o unidades de estancia diurna.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.