Hurghada

El touroperador británico Thomas Cook ha anunciado que evacuará a los 301 clientes que actualmente están alojados en el hotel Steigenberger Aqua Magic, en la localidad egipcia de Hurghada, después de que una pareja de turistas británicos muriera en circunstancias “poco claras”.

Los fallecidos son John Cooper, de 69 años, y su esposa Susan, de 63, del condado de Lancashire, que comenzaron a sentirse enfermos durante sus vacaciones en este hotel cercano al Mar Rojo y posteriormente fallecieron por razones que aún se investigan.

El diario ‘The Telegraph’ informa de que las autoridades locales achacan los repentinos problemas de salud de la pareja a un fallo en el aire acondicionado, aunque sostienen que las causas de la muerte fueron naturales y emplazan a esperar a que se resuelva la autopsia.

Desde la agencia afirmaron este jueves en un comunicado sentirse “profundamente apenados”, y explicaron que tomaron la decisión de desalojar después de recibir más alertas de otros clientes que comenzaban a sentirse mal.

“La seguridad es siempre nuestra principal prioridad”, afirmaron, y comunicaron que los clientes tendrán la opción de elegir entre ser realojados en otro hotel de Hurghada o volver a casa este mismo viernes.

Además, informaron de que también se pondrán en contacto con los clientes que ya hayan reservado unas vacaciones en el hotel para las próximas cuatro semanas para ofrecerles destinos alternativos.

“Seguiremos trabajando conjuntamente con el hotel y ayudando a las autoridades en las investigaciones”, señalaron, para después defender que habían realizado todos los trámites para evitar este tipo de situaciones. “El Steigenberger Aqua Magic Hotel fue auditado por Thomas Cook en julio y recibió una puntuación del 96%”, aseguraron.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.