La autopsia del bebé fallecido ayer en el interior de un coche en Manacor se practicará hoy en el Instituto Anatómico Forense de Palma.

Por otro lado, la Policía Nacional ha confirmado que ayer por la noche se tomó declaración al abuelo, de nacionalidad española y 56 años de edad, en calidad de investigado (por un delito de homicidio imprudente) pero que después se le dejó en libertad a la espera de la decisión del juez.

SE OLVIDÓ DE LA PEQUEÑA EN EL INTERIOR DE UN COCHE

La niña, de diez meses, falleció ayer tras pasar ocho horas encerrada en el interior de un coche, después de que el abuelo estacionara y abandonara el lugar olvidándose de ella.

Según explicó el hombre, sobre las siete de la madrugada aparcó el coche en la calle S’Hort d’es Gabre con la pequeña dormida en su interior. Al apearse, se olvidó de ella y no fue hasta las tres de la tarde cuando se acordó y volvió al lugar pero ya era tarde.

Al solicitar auxilio, un médico que pasaba por la zona y dos trabajadores de un hospital cercano intentaron reanimar a la niña y lo mismo hizo el personal médico de dos ambulancias que se presentaron en el lugar minutos después, aunque la niña falleció debido a las altas temperaturas que había soportado en el interior del coche.

Los familiares de la niña estaban destrozados y el abuelo necesitó ser trasladado hasta un hospital para recibir atención médica debido a que sufrió un ataque de ansiedad.

El cadáver fue trasladado hasta el anatómico forense de Palma y la Policía Nacional se hizo cargo de la investigación para esclarecer lo ocurrido.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.