CPE

El equipo español de natación paralímpica ha conquistado este lunes tres medallas de plata y otras tres de bronce durante la primera jornada del Campeonato de Europa de dicha modalidad, que se está disputando en Dublín (Irlanda).

María Delgado, Michelle Alonso y Judit Rolo se han coronado como subcampeonas continentales, mientras que Toni Ponce, Carlos Martínez y el relevo 4×100 libres se han colgado el metal de bronce. Así, Delgado estuvo a tan solo 3 segundos del oro en la prueba de 400 libres S12, y con un tiempo de 4:48.70 se quedó con la plata.

En una prueba que no es la que más se ajusta a sus cualidades, la aragonesa demostró mucho poderío respecto a su rival más inmediata, la italiana Alessia Berra, a la que dejó en tercer lugar a más de 5 segundos de distancia.

La actual plusmarquista mundial y europea de los 100 braza en categoría SB14, Michelle Alonso, no pudo lograr el oro en una durísima pelea con la británica Louise Fiddes. La carrera fue tremendamente reñida, pero en el ‘sprint’ de los últimos 25 metros la tinerfeña cedió terreno hasta firmar un crono de 1:15.55 en segunda posición. En esa misma prueba, la valenciana Eva Coronado terminó en quinto lugar.

La tercera presea de plata con acento español llegó por parte de Judit Rolo en la prueba de 50 mariposa en S7. Apenas un segundo le separó de la alemana Grahl para colgarse el metal dorado. Aun así, la satisfacción de la nadadora con discapacidad física era notable al adjudicarse un subcampeonato continental muy peleado.

LOS BRONCES, DE LOS CHICOS

Toni Ponce inauguró el medallero español con una tercera posición en la final de 200 libres S5. El barcelonés fue el más tempranero en una prueba muy rápida, donde se batió uno de los récords mundiales de la tarde. Ponce marcó un tiempo de 2:34.18, algo lejos de la nueva plusmarca del italiano Francesco Bocciardo. En la misma prueba, el español Luis Huerta terminó en la sexta plaza.

Grato desempeño el que protagonizaron Carlos Martínez y el equipo de relevo 4×100 libres en categoría 34 puntos. El primero dio la sorpresa al colarse en el podio de los 200 estilos SM8, en una prueba donde su compañero Sergio Martos concluyó sexto.

Por otra parte el renovado equipo de relevo, formado por José Antonio Mari, Ariel Schrenck, Íñigo Llopis y el propio Martos, superó a su gran rival, Reino Unido, para situarse detrás de Italia y Ucrania como las grandes potencias de la natación continental en dicha categoría.

Y aunque no se colgaron medallas, destacaron también las actuaciones de Nahia Zudaire, sexta en la prueba de 200 estilos SM8; de Ariel Schrenck, séptimo en la final de 100 braza SB9; de Alejandro Rojas y David Sánchez, quinto y sexto respectivamente en los 50 libres S6; y de Borja Sanz y Enrique Alhambra, cuarto y sexto por ese orden en los 100 mariposa S13.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.