AIRBUS /M. PIKELJ

El Sentinel-6A, también denominado el ‘satélite de los océanos’ –al igual que el Aeoulus es el ‘satélite de los vientos’, ha llegado a su fase crítica alcanzando un nuevo hito: el módulo de propulsión ha sido integrado en la plataforma del satélite en las instalaciones de Airbus.

El paso siguiente es realizar todas las conexiones del módulo de propulsión y, a continuación, realizar las pruebas del sistema, según informa la compañía.

Actualmente, se están desarrollando dos satélites Sentinel-6 para el Programa Europeo Copernicus, liderado por la Comisión Europea y la Agencia Espacial Europea (ESA), bajo la dirección industrial de Airbus.

Cada uno de ellos tiene un peso aproximado de 1,5 toneladas. Sentinel-6A será el primero que continuará obteniendo mediciones de la superficie de los océanos por satélite a partir de noviembre de 2020, una tarea que dio comienzo en 1992. Está previsto que Sentinel-6B le siga en 2025.

La misión Sentinel-6 está dedicada a realizar mediciones de alta precisión de la topografía de la superficie oceánica. El satélite medirá su distancia hasta la superficie del océano con una precisión de unos pocos centímetros en una misión que puede prolongarse hasta siete años.

PREDECIR EL AUMENTO DEL NIVEL DEL MAR

Utilizará esta información para cartografiar la superficie marina y repetirá este ciclo cada diez días. El satélite documentará los cambios en la altura de la superficie de los océanos, registrará y analizará las variaciones del nivel del mar y observará las corrientes marinas.

Los datos exactos sobre los cambios en la altitud de la superficie oceánica proporcionan información sobre el nivel del mar en todo el mundo, la velocidad y la dirección de las corrientes marinas, y la cantidad de calor que almacena el océano.

Estos resultados permitirán a los gobiernos y a las instituciones establecer programas eficaces de protección para las regiones costeras. Los datos recopilados servirán para crear modelos de los océanos y para predecir un aumento de su nivel, además de ser de valor para organismos de ayuda en caso de catástrofes y autoridades involucradas en la planificación urbana, la seguridad de los edificios o la puesta en servicio de diques.

Según advierte Airbus, el nivel global del mar está aumentando una media de tres milímetros al año como consecuencia del calentamiento global, lo que podría acarrear graves consecuencias para los países que cuentan con zonas costeras densamente pobladas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.