UME

El incendio forestal declarado este lunes en el término valenciano de Llutxent ha afectado ya a más de mil hectáreas y todo apunta a que su origen fue un rayo, según ha apuntado el director general de la Agencia de Seguridad y Respuesta a las Emergencias de la Generalitat, José María Ángel, en declaraciones a Europa Press.

Al respecto, ha explicado que ayer por la tarde se trabajó en condiciones “terribles” por el viento y las altas temperaturas mientras que por la noche la ausencia de viento y la humedad registrada han favorecido las tareas de extinción.

No obstante, ha señalado que los trabajos se están viendo complicados por la orografía de la zona, ya que algunos puntos son “inaccesibles” para los medios terrestres, por lo que el fuego debe combatirse por vía aérea. Así, un total de 21 medios aéreos están trabajando en la zona desde las 7:10 horas.

Por otra parte, ha comentado que el desalojo de las 2.500 personas de la zona de La Drova y las urbanizaciones de Montesol y Montepino
se decretó sobre las 19:00 horas de este lunes de forma preventiva para que pudiera llevar a cabo de forma escalonada y “bien ordenada”.

Al respecto, ha destacado la colaboración de los municipios afectados. En cualquier caso, ha señalado que se trata una zona de urbanizaciones donde la población afectada pasa el verano pero que hay pocas primeras residencias.

A las 10:00 horas de este martes está prevista una nueva reunión de coordinación (Cecopi) entre los diferentes organismos que intervienen en la extinción y los representantes de los municipios afectados.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.