EP

El delegado del Gobierno en Andalucía, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, ha negado este viernes que haya una crisis migratoria en España a pesar de que en lo que va de año han llegado más inmigrantes en pateras que en todo el 2017, a la par que ha criticado “la inacción y la poca humanidad del Gobierno del PP” en esta materia en los años previos.

Así se ha pronunciado Gómez de Celis en Sevilla tras reunirse con el mando único Operativo en la zona del Estrecho contra la inmigración irregular, el General de Brigada de la Guardia Civil, Manuel Contreras.

En concreto, el delegado ha explicado que “dado que ni Turquía, ni Malta, ni Italia están cumpliendo sus compromisos en relación al circuito de la migración en el norte de África, hay una deriva –de los flujos migratorios– hacia Marruecos en primer lugar, y luego España”, y por ello están llegando más extranjeros de forma irregular. “Nosotros creemos, como Frontex, que no estamos en una crisis migratoria en España”, ha agregado.

No obstante, ha advertido de que el aumento en el número de inmigrantes que han llegado a las costas andaluzas no es un problema “de hace dos meses”, toda vez que ha recordado que mientras en el 2016 arribaron 8.000 personas, en el 2017 la cifra aumentó hasta las 22.000, “casi el triple”. Así, Gómez de Celis ha recordado que entonces “ya había una señal clara e inequívoca de que había que actuar”, mientras ha reprochado al PP que ahora “intente hacer ver que la cosa es distinta”.

Y es que, como ha matizado el delegado del Gobierno en Andalucía, todo lo que está haciendo el Ejecutivo central de Pedro Sánchez en los dos últimos meses “se podría haber hecho con mucha más planificación” en los siete años que estuvo gobernando el PP.

“La inacción y la poca humanidad del Gobierno del PP hacia estas personas es lo que ha derivado en que en poco más de dos meses el Gobierno haya tenido que habilitar el Centro de Atención Temporal de Extranjeros (CATE) de San Roque (Cádiz) y el de Motril, en Granada”, ha criticado.

Gómez de Celis ha apoyado su afirmación en los datos de Frontex, la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas, que ha señalado como una fuente objetiva al ser un agente externo. Según ha relatado, los responsables europeos, en la última visita que realizaron a España, “dijeron que no hay una crisis migratoria puesto que la cifras no son desmesuradas, aunque haya más llegadas que en el año 2017”, así como manifestaron que “la inmigración en el norte de África se está desplazando hacia España”.

Asimismo, el delegado del Gobierno ha reiterado que los extranjeros irregulares no quieren quedarse en Andalucía sino que “quieren llegar a Europa y, por tanto, las soluciones son las que el presidente Pedro Sánchez está liderando en Europa” y “tienen que ser coordinadas por parte de todos los países europeos”.

En lo que va de año, ya han llegado en patera a Andalucía más de 28.000 inmigrantes irregulares. De estos, más de 3.700 son menores extranjeros no acompañados (MENA), de los cuales un total de 1.848 entraron en la región solo en el mes de julio.

SOBRE LOS MENA: “CADA UNO TIENE QUE SER RESPONSABLE DE SUS COMPETENCIAS”

Preguntado por la sobreocupación en los centros de protección de los MENA que llegan a las costas andaluzas, Y que son gestionados por la Junta de Andalucía, Gómez de Celis ha recordado que la atención a los menores “es una competencia autonómica” y ha hecho hincapié en que “cada uno tiene que ser responsable de sus competencias”.

Gómez de Celis ha defendido que no hay una crisis migratoria, “sí existe una situación que el Gobierno comprende y trata de paliar que es la atención a los menores”. “Entendemos lo que se plantea por parte de la Junta y para ello el Gobierno va a hacer dos cosas: trasladar a todas las comunidades autónomas que la solidaridad tiene que ser compartida y disponer de un fondo de solidaridad que el PP eliminó, en el que el principal criterio objetivo sea cuantos menores no acompañados son atendidos por cada región”.

El delegado con el fondo de solidaridad se ha referido al Fondo para la Integración, Acogida y Refuerzo Educativo de los Inmigrantes, creado por el Gobierno socialista en 2004, pero que dejó de emplearse a partir de 2012.

“El Gobierno está sensibilizado con la materia y pide comprensión mutua por la situación que se ha encontrado porque el PP no ha realizado nada ni en el tema de la inmigración ni de los menas en particular”, ha remachado antes de recordar que el próximo 5 de septiembre se celebra la segunda Conferencia Sectorial de Inmigración, donde “se va disponer cómo se realiza esa solidaridad compartida y cómo serán en el futuro los fondos que el Gobierno va a disponer”.

“NO DEBEMOS ADMITIR NUNCA QUE SE APROXIMEN DE MANERA VIOLENTA”

Por otro lado, Gómez de Celis ha expresado que el Gobierno indicará si el procedimiento que se utilizó este jueves para devolver a Marruecos a los 116 inmigrantes que saltaron la valla de Ceuta se va a aplicar en el futuro y ha hecho hincapié en el “apoyo inequívoco del Gobierno a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado”. “No debemos admitir nunca que se aproximen a nuestro territorio de manera violenta”, ha aseverado.

En este punto, ha considerado que “hay que rechazar y oponerse rotundamente” a cualquier llegada de la manera violenta, porque los diversos cuerpos de seguridad “están prestando su servicio para que las personas que llegan a nuestro país sean atendidas dentro de la legalidad de la mejor manera posible”.

En este sentido, no ha concretado si la devolución de los extranjeros irregulares se produjo porque entraron en España de forma violenta, a la par que ha aclarado que “el convenio lo que dice es que se puede aplicar con la certeza de que la procedencia de las personas sea de Marruecos”. “Cuando se está en alta mar y se realiza la recogida por Salvamento Marítimo, ya ahí rigen las normas internacionales”, ha razonado.

De su lado, el general de Brigada de la Guardia Civil, Manuel Contreras, ha puntualizado que la devolución se hizo conforme a las instrucciones que dictó el Gobierno, en virtud de un acuerdo con el Reino de Marruecos, que “se ha utilizado en contadas ocasiones”. No obstante, ha indicado que “no es la primera vez que se realiza la devolución de personas que fehacientemente se sabe que proceden de territorio marroquí”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.