La Policía Local ha puesto en marcha este jueves una intervención viaria en el cruce de las calles Sencelles, Sabaters y la plaza Primer de Maig del polígono industrial, un punto negro de la ciudad.

La regidora del área de Movilidad del Ayuntamiento de Inca, Antonia Triguero, ha asegurado en un comunicado que “el objetivo de esta medida es eliminar una zona peligrosa donde se han producido varios accidentes debido a las dificultades de pasar de una parte de polígono a la otra”.

De esta manera, el Ayuntamiento ha indicado que “se han simplificado los accesos en las diferentes calles, de forma que ninguna de las entradas o salidas de los vehículos tienen que acceder a vías de doble sentido de circulación”.

Por otra parte, el Consistorio ha recordado que hace 15 días se produjo un accidente con un ciclomotor que provocó dos heridos graves, y que a lo largo de este año ya se han registrado tres siniestros de diferente consideración en esta intersección.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.