Ecologistas en Acción han alertado  de un aumento de la presencia del número de pesticidas disruptores endocrinos en los alimentos españoles a la luz de un informe hecho público  en un comunicado.

La edición de 2018 del Informe ‘Directo a tus hormonas. Guía de alimentos disruptores’, advierte de la elevada presencia de residuos de plaguicidas en alimentos partiendo de los datos de la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan).

El estudio pone el foco en un tipo concreto de plaguicidas, los disruptores endocrinos –también conocidos como EDC–, que tienen capacidad de alterar el funcionamiento normal del sistema hormonal tanto de seres humanos como de animales.

Al menos 38 plaguicidas disruptores endocrinos contaminaban los alimentos españoles en 2015, cifra superior a los 33 encontrados el año anterior.

Los dos alimentos con mayor número de plaguicidas fueron los tomates y los pimientos, cuyas muestras contenían residuos de 37 plaguicidas diferentes, 16 de los cuales son contaminantes hormonales.

La exposición de la población a estos tóxicos se relaciona con enfermedades y daños en la salud cuya incidencia ha crecido en las últimas décadas como pérdida de fertilidad, malformaciones congénitas, diabetes, obesidad, daños en el sistema inmune, autismo, síndrome de hiperactividad y diversos tipos de cáncer como el de mama, próstata, testículos o tiroides.

RECLAMA MEDIDAS AL GOBIERNO

El reglamento europeo prohíbe expresamente el uso de plaguicidas que puedan afectar al sistema hormonal, pero los criterios recientemente aprobados para definir qué plaguicidas son disruptores endocrinos establecen un nivel de prueba tan elevado para identificar una sustancia como disruptora endocrina que muy pocas sustancias activas con propiedades de alteración endocrina serán prohibidas, han lamentado.

La entidad ha reclamado al Gobierno adoptar medidas ante el fracaso de la Comisión Europea para desarrollar criterios que identifiquen todas las sustancias EDC.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.