La Policía Nacional ha detenido en Playa de Palma a un taxista como presunto autor de la sustracción a un turista alemán de un teléfono móvil valorado en 800 euros y de la cartera.

Los hechos sucedieron el día 1 de agosto sobre las 00:30 cuando el turista salió de un local de ocio y solicitó el servicio de un taxi para que lo trasladase hasta el hotel donde se encuentra alojado en el Arenal de Llucmajor.

A la altura del Balneario nº 1 el taxi se paró y, según explicó la víctima, el conductor le quiso cobrar 80 euros por el trayecto pese a que había recorrido una corta distancia. El turista se negó a pagar y el taxista lo saco del vehículo. En ese preciso instante aparecieron otros cuatro hombres y entre todos, le sustrajeron el móvil y su cartera (que contenía 20 euros).

Siguiendo el rastro del teléfono

Tras tener conocimiento de lo ocurrido, la Policía Nacional se hizo cargo de las investigaciones y pudo seguir el rastro del teléfono, que les llevo por varios puntos de Palma y finalmente hasta la zona de Playa de Palma donde localizaron la señal en el interior de un taxi que se encontraba fuera de servicio y que era conducido por un hombre cuyas características coincidían con la descripción que la víctima había dado del autor de los hechos.

El taxista, por su parte, entregó el móvil a los agentes pero explicó que se había quedado con él porque la noche anterior, el turista le había vomitado en el vehículo y no le había abonado la “carrera”, pero que su intención era devolvérselo en cuanto le pagase.

El detenido ha sido puesto hoy a disposición judicial, continuándose con las investigaciones para el total esclarecimiento de los hechos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.