Piragüismo español


La delegación española en el Campeonato del Mundo de Esprint 2018 celebró este viernes su primera medalla en la localidad portuguesa de Montemor, gracias a una remontada épica de Paco Cubelos y Iñigo Peña en la final de K2 1000 metros.

La dupla española solo se quedó por detrás de la embarcación alemana de Max Hoff y Marcus Gross, vigentes campeones olímpicos, después de diseñar a la perfección un ataque en el último cuarto de la prueba que les permitió remontar hasta la plata, por delante de los defensores del título, los serbios Marko Tomicevic y Milenko Zoric.

El castellano-manchego y el vasco inauguraron el medallero español gracias a una brillante ejecución en la que comenzaron con una buena salida, en los puestos intermedios pero siempre vigilando la cabeza lanzada por los alemanes. Cubelos y Peña alcanzaron el podio con un tiempo de 3.16:617, a ocho décimas del oro.

España retorna al podio de esta prueba en un Mundial nueve años después de que Emilio Merchán y Diego Cosgaya ganaran el oro en 2009 en Canadá, gracias a un nuevo éxito de la dupla Cubelos-Peña, terceros de Europa también esta temporada y segundos en la I Copa del Mundo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.