Quererse a una misma, realizar ejercicio moderado de forma regular y moderar el consumo de café, alcohol y tabaco son algunas de las claves aportadas por el experto del departamento médico de Cinfa, Eduardo González Zorzano, para afrontar la menopausia.

Y es que, este proceso provoca síntomas como sofocos, alteraciones del sueño o aumento del peso, así como cambios y signos emocionales, los cuales van desde enojo, irritabilidad, angustia, tristeza o llanto fácil, hasta la depresión.

De hecho, el I Estudio CinfaSalud sobre ‘Percepciones y Hábitos de las Mujeres Españolas durante la Menopausia’, elaborado por Cinfa en 2014 sobre una muestra de más de 2.000 españolas de entre 45 y 65 años, puso de manifiesto que los problemas de huesos y movilidad (75%), el aumento de peso (73,4%) y las enfermedades cardiovasculares (61,5%) son las afecciones asociadas a la menopausia que más preocupan a las mujeres encuestadas.

Además, una de cada cinco encuestadas afirmó que su autoestima se ha visto modificada de forma negativa por la menopausia, sobre todo en aquellas mujeres de entre 45 y 50 años que están comenzando a convivir con este proceso. A ello se añade la falta de apoyo y comprensión por parte del entorno que perciben muchas de las españolas que participaron en el estudio, dado que el 44 por ciento de ellas aseguraron sentir que sus familiares y amigos no comprenden los desajustes y trastornos que la menopausia les provoca.

“Sin embargo, no es necesario resignarse a sufrir estos síntomas fisiológicos y emocionales en esta fase de la vida. Si bien la menopausia es un proceso natural que no se puede evitar o acelerar, sí existen algunos consejos que, incorporados al día a día, pueden ayudar a reducir las molestias y síntomas asociados a este periodo y permitir llevar una vida más plena y saludable. Y el primero de ello es afrontar esta etapa con una actitud positiva”, ha recordado el experto.

Por ello, y con el fin afrontar mejor la menopausia, el experto ha destacado la importancia de luchar contra el sedentarismo; reducir el consumo de grasas saturadas y azúcares simples y aumentar el de frutas, verduras y cereales, y el de alimentos con calcio, como los lácteos; y reducid la sal en las comidas sazonando los platos con apio o hierbas aromáticas.

“El tabaco puede adelantar el comienzo de la menopausia, por lo que hay que evitar fumar y, en la medida de lo posible, evitar ser fumadora pasiva. Además, diversos estudios han demostrado que las mujeres que fuman tienen un mayor riesgo de padecer osteoporosis y enfermedades del corazón”, ha recalcado, para aconsejar controlar la tensión arterial, colesterol y glucosa y acudir puntualmente a las revisiones ginecológicas.

Finalmente, el doctor ha aconsejado evitar la automedicación con hormonas u otros medicamentos y consultar al farmacéutico la posibilidad de tomar isoflavonas de soja. “Muchos de los trastornos que afectan a la calidad de vida de las mujeres no requieren de una prescripción farmacológica. El empleo de complementos nutricionales que contengan isoflavonas de soja y lúpulo pueden ser un recurso de gran ayuda para combatir los efectos emocionales y físicos en esta etapa de la vida”, ha zanjado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.