El primer ministro de Bulgaria, Boiko Borasov, ha apartado este viernes de sus puestos a tres ministros a los que considera políticamente responsables de un accidente de autobús ocurrido el sábado y en el que perdieron la vida 17 personas, mientras que otras 20 resultaron heridas.

Borisov había reclamado las salidas de los titulares de Transporte, Ivailo Moskovski; Desarrollo Regional, Nikolai Nankov; e Interior, Valentin Radev. “Asumimos toda la responsabilidad política y por tanto dimitimos”, ha dicho este último en rueda de prensa.

El siniestro, ocurrido en el noroeste de Bulgaria, desencadenó una ola de protestas en la que cientos de ciudadanos de una localidad cercana alertaron del mal estado de la carretera donde el autobús se salió de la vía.

“Obviamente no hemos podido organizar las cosas de tal forma que se hubiese podido evitar el accidente”, ha declarado el ministro saliente de Transporte, acompañado en su comparecencia ante los medios por Nankov.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.