El presidente del PP, Pablo Casado, ha criticado este martes que el Gobierno que preside Pedro Sánchez “no está haciendo nada” para frenar la presión migratoria que soporta España y ha lamentado que exista “barra libre de papeles” para los inmigrantes, algo que en su opinión, impulsa el ‘efecto llamada’.

Durante una visita a Melilla, en declaraciones realizadas en la misma frontera que separa la ciudad española de Marruecos, Casado ha manifestado que “hay una presión migratoria” y que tal como defendió en Ceuta “el Gobierno no está haciendo nada”.

En este sentido, ha asegurado que “el ministro del Interior renegaba de las concertinas y ahora parece que no quiere quitarlas; y cuando renegaban de la Ley de Seguridad Ciudadana y apoyaban a la Guardia Civil, ahora al menos reconocen que esta ley es positiva”.

Pablo Casado ha dicho que el PP cree que es fundamental en primer lugar “la defensa de nuestras fronteras y no olvidar que Melilla es la única frontera europea en el continente africano” junto con Ceuta. En este sentido, ha manifestado que “la acción en nuestras fronteras debe ser coordinada con los países de la Unión Europea y con pleno apoyo a la Policía Nacional y Guardia Civil, que cumplen brillantemente su labor, a veces no con todos los medios que necesitan”.

COOPERACIÓN CON ÁFRICA

En segundo lugar, Casado ha mantenido que este control de fronteras debe ir unido a una política de cooperación. “Melilla es un ejemplo de lo que es la convivencia cordial entre culturas, religiones y solidaridad”, pero ha añadido que “también es importante hacer una solidaridad por parte de los países europeos y del Gobierno de la Nación con los países de origen”.

El máximo dirigente del PP ha dicho que esa cooperación es fundamental “para que esos inmigrantes que arriesgan sus vidas para saltar la valla o se echan al mar presionados por las mafias que les explotan, meses antes de que emprendan esos viajes e incluso meses después de que lleguen a territorio europeo” no tomen ese camino.

“Lo que tenemos que hacer es cooperar con esos países para que colaboren en el control de las fronteras, pero también para que tengan oportunidades de tener un futuro con ayuda económica y que la gente no arriesgue sus vidas”, ha apuntado.

MENAS

Por otro lado, Pablo Casado también ha comentado el problema de los Menores extranjeros no acompañados (Menas) al señalar que en Melilla “en la actualidad hay una millar de menores que han venido a suelo español que no tienen la compañía de sus familiares mayores de edad y que están colapsando los centros de acogida”.

El ‘popular’ ha asegurado que el presidente de la Ciudad Autónoma “lo que está reclamando es ayuda por parte del Gobierno de la Nación, solidaridad de las comunidades autónomas, coordinación en las políticas a nivel europeo y también un emplazamiento diplomático al Reino de Marruecos para que facilite la reagrupación en territorio marroquí”.

Estas medidas, según ha concluido, al menos harían “que sea más cauteloso la forma de control estos flujos de unos chicos que al final muchas veces pueden motivar un problema de orden público”.

Casado, que ha visitado los puestos fronterizos entre Melilla y Marruecos, ha participado en una Junta Directiva Regional y una reunión con empresarios de la ciudad, ha estado acompañado por el presidente de la Ciudad Autónoma, Juan José Imbroda (PP), y el secretario general del PP Teodoro García Egea, entre otras autoridades.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.