El Ayuntamiento de Palma ha decidido cerrar de nuevo este martes las playas de Can Pere Antoni y Ciutat Jardí después de que se haya registrado un nuevo derramamiento de aguas mixtas (pluviales y residuales).

Según han informado en un comunicado, las playas estarán señalizadas con banderas roja por precaución después de los vertidos de este martes por la mañana.

Desde Cort han detallado que las intensas lluvias caídas en Palma han provocado un vertido de aguas mixtas y, por ello, las playas permanecerán cerradas hasta tener los resultados de las analíticas de las muestras de agua.

El pasado domingo las playas de Can Pere Antoni y Ciutat Jardí estuvieron cerradas durante el día y señalizadas con banderas rojas por precaución tras los vertidos que se encontraron en la tarde del sábado.

Estos derramamientos que se producen cuando llueve es por la “saturación de la depuradora del Coll d’en Rabassa”, según explicó el domingo el Ayuntamiento de Palma.

Baleares se encuentra en aviso de riesgo (amarillo) por chubascos y tormentas que podrán ser localmente fuertes e incluso podrán ir acompañadas de granizo en la primera mitad del día.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.