La marca automovilística alemana BMW ha realizado diferentes pruebas en condiciones extremas en hielo y en desiertos a unos prototipos de su modelo X7, que se fabricará en la factoría de Spartanburg (Estados Unidos) y que llegará a finales de año.

Según informó BMW en un comunicado, diferentes unidades camufladas del X7 se probaron en nieve y hielo en el círculo polar ártico, mientras que también fueron objeto de pruebas de resistencia en el desierto y en grava en Sudáfrica.

La firma señaló que el nuevo X7, que llegará a finales de año, representa la última interpretación del placer de conducción en el segmento de los todocaminos premium y subrayó las capacidades ‘offroad’ y dinámicas del modelo.

BMW explicó que los prototipos del BMW X7 fueron fabricados en la factoría de Spartanburg, situada en el Estado de Carolina del Sur, que será el centro donde se produzca en serie la primera generación de este todocamino.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.