Foto: Reuters

La ciudad brasileña de Pacaraima, estado de Roraima, fronteriza con Venezuela, ha vivido este sábado agresiones perpetradas por brasileños contra los inmigrantes venezolanos con pedradas, ataques con bombas improvisadas con bombonas de gas, quema de pertenencias de los venezolanos y destrozo de coches.

Grupos de brasileños se han organizado para perseguir a los venezolanos desplazados que viven en la zona tras una paliza recibida por un comerciante brasileño de la que se responsabiliza a los venezolanos, informa el diario brasileño ‘Folha de Sao Paulo’.

Las autoridades no han intervenido y el Ejército, desplegado en la ciudad en misión humanitaria, ha informado de que tampoco va a actuar, aunque condenó los “actos de vandalismo y violencia contra cualquier ciudadano, independientemente de su nacionalidad”.

La violencia estalló tras una manifestación contra la inmigración venezolana convocada en la mañana del sábado tras la agresión a un comerciante, Raimundo Nonato, perpetrada por cuatro venezolanos, según ha informado la Policía. Los asaltantes se llevaron dinero en efectivo y varios teléfonos móviles. Nonato está hospitalizado en el Hospital General de Pacaraima con un traumatismo encefálico con pronóstico estable.

Tras la disolución de la manifestación se formaron bandas en busca de venezolanos y quemando sus pertenencias. Una tienda de campaña que alojaba a venezolanos fue destruida con un tractor y se lanzaron varias bombas improvisadas y piedras contra los venezolanos.

En la frontera se produjeron igualmente disturbios y la Guardia Nacional Bolivariana realizó varios disparos de advertencias para evitar una escalada, lo que no impidió la entrada de venezolanos en territorio brasileño para quemar coches.

Decenas de miles de venezolanos han cruzado la frontera hacia Roraima en los últimos años huyendo de la crisis económica en la que se encuentra sumida Venezuela, lo que ha saturado los servicios sociales brasileños en esa región y provocado un alza de la delincuencia, la prostitución y la propagación de enfermedades e incidentes por xenofobia, según informaciones de las autoridades brasileñas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.