Foto: Reuters

Autostrade per l’Italia, la empresa concesionaria de la autopista A10 en la que se produjo este martes el derrumbe de un viaducto en Génova, ha salido al paso de las críticas en su conntra asegurando que se realizaron revisiones trimestrales de la infraestructura y no se detectaron problemas.

Según ha explicado en un comunicado, los servicios técnicos de la empresa monitoreaban de forma trimestral conforme a la ley la infraestructura. Además, “sociedad e institutos líder en el mundo” en materia de inspección de infraestructuras también fueron contactado para “valorar el estado de mantenimiento del viaducto y la eficacia de los sistemas de control adoptados”, ha precisado la empresa.

Los resultados de todos estos exámenes han ofrecido “siempre” al servicio técnico de Autostrade “palabras tranquilizadoras sobre el estado de la infraestructura”, las cuales han servido de base para las labores de mantenimiento del viaducto “aprobadas por el Ministerio de Infraestructuras y Transporte” según las normas previstas.

Así las cosas, la empresa concesionaria ha asegurado que está ofreciendo “todo el apoyo necesario” para esclarecer el “trágico acontecimiento” a las instituciones competentes, al tiempo que ha reiterado sus condolencias por las víctimas, que se aproximan ya a las 40.

En un segundo comunicado, Autostrade ha sostenido que ha invertido 1.000 millones de euros al año desde 2012 en “seguridad, mantenimiento y en potenciar la red” lo que se ha traducido en una mejora de la seguridad y un “descenso de las tasas de mortalidad y siniestralidad”.

Con sendos comunicados, la empresa sale al paso de las críticas recibidas, especialmente desde el Gobierno, que le responsabiliza de lo ocurrido y que ya estudia la posibilidad de retirarle la concesión tras la tragedia.

El ministro de Transportes, Danilo Toninelli, ha reclamado este miércoles la dimisión de la directiva de Autostrade y ha anunciado que se está evaluando retirarle la concesión de las autopistas. Tanto el ministro del Interior y líder de la Liga, Matteo Salvini, como el viceprimer ministro y líder del Movimiento 5 Estrellas, Luigi di Maio, han apoyado la retirada de la concesión tras lo sucedido.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.