Foto: Reuters

El fallecimiento de una mujer ha elevado este jueves a 93 el número de personas fallecidas como consecuencia de los incendios que afectaron en julio a la región griega de Atica, en la zona sur del país.

La última víctima ha sido identificada como una mujer de 78 años que se encontraba en la unidad de cuidados intensivos. Más de una treintena de personas siguen hospitalizadas tras los fuegos, entre ellas seis en estado grave, informa la cadena estatal ERT.

Los incendios afectaron principalmente a la zona de Mati, a las afueras de Atenas, y sacaron a la luz irregularidades en la construcción de infraestructuras y casas. Más de 3.000 personas y empresa han solicitado ayudas al Gobierno en calidad de víctimas de la tragedia.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.