Foto: Reuters

Al menos 75 personas han muerto en el este de República Democrática del Congo (RDC) a raíz del último brote de ébola, según los últimos datos publicados por el Ministerio de Salud congoleño, que cifra en 111 los casos contabilizados desde el pasado 1 de agosto.

Según el Ministerio, del total de 111 casos registrados, 83 han sido confirmados mediante análisis de laboratorios. De ellos, un total de 18 pacientes han conseguido recuperarse del mortífero virus mientras que otros 18 siguen hospitalizados y 47 han fallecido.

Actualmente hay 28 casos sospechosos mientras que se están investigando otros diez más y se está haciendo seguimiento a 2.245 personas que han mantenido contacto con alguno de los casos confirmados de ébola, según el Ministerio.

Por otra parte, la campaña de vacunación puesta en marcha por las autoridades con apoyo de la ONU y las ONG ha permitido vacunar desde el pasado 8 de agosto a 4.130 personas, en su gran mayoría en Mabalako, la zona sanitaria en la que se encuentra la localidad donde comenzó la epidemia.

Según el Ministerio de Salud, también se ha vacunado ya a 121 personas en Oicha. En esta localidad, situada en Kivu Norte y rodeada por la milicia islamista ugandesa ADF, la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció el viernes que se había confirmado el primer caso, expresando su preocupación por la inseguridad en la zona.

“Así que por primera vez realmente tenemos un caso confirmado y contactos en una zona de inseguridad muy alta. Realmente era el problema que estábamos anticipando y el problema que al mismo tiempo temíamos”, indicó el jefe de operaciones de emergencia de la OMS, Peter Salama.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.