Foto: Reuters

Al menos 187 personas han muerto en el estado de Kerala, en el sur de India, como consecuencia de las peores lluvias e inundaciones registradas desde hace casi un siglo, según el último balance ofrecido este sábado por su ministro principal, Pinarayi Vijayan.

El Ejército indio ha construido trece puentes temporales para reconectar 38 áreas remotas, y hasta la fecha se han rescatado un total de 3.627 personas, han informado los militares en su cuenta oficial de Twitter.

El máximo responsable de Kerala ha solicitado a la población que coopere con los equipos de emergencia, denunciando que “algunas personas siguen mostrándose reacias a evacuar sus hogares pese a las advertencias de las autoridades”.

“La población debería cooperar con las autoridades y escuchar sus instrucciones”, ha añadido, según informan los medios locales. Asimismo, ha instado a los residentes a mantener la cautela, después de que el servicio meteorológico haya decretado la alerta roja en trece distritos del estado.

ESCASEZ DE ALIMENTOS

Cientos de miles de personas convergen mientras en pasillos y auditorios de escuelas, templos, iglesias y mezquitas con instalaciones sanitarias pequeñas o sin ellas, mientras las personas de las áreas menos afectadas se han desplazado para ayudar a aquellos que lo necesitaban.

Sin embargo, en los campamentos de socorro algunas personas tienen díficil acceso a comida y agua. Los videos en las redes sociales mostraron que grupos de personas abrían tiendas para tomar alimentos.

El ministro Vijayan ha estimado que más de dos millones de personas se han visto obligadas a trasladarse a los campamentos de socorro desde que la temporada del monzón trajo lluvias torrenciales hace tres meses. Desde entonces han muerto 324 personas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.