ANTONIO BANDERA Y NICOLE KIMPEL/ EUROPAPRESS

Antonio Banderas lo tiene claro, no pasará por el altar con Nicole Kimpel, y es que el actor considera que el estado sentimental que está viviendo es como si ya estuvieran casados. Así lo dijo horas antes del comienzo de la Gala de Starlite en una rueda de prensa que se celebró en el Club de playa La Cabane del Hotel Los Monteros. Participaron también Sandra García-Sanjuán, Ignacio Maluquer, Valeria Mazza y Carlos Latre.

ANTONIO BANDERAS SOLIDARIO EN SU TIERRA

El actor habló de todo, como es habitual en él. Se quedará sin Feria de Málaga y sin vacaciones en Marbella, y es que se encuentra inmerso rondando a las órdenes de Pedro Almódovar, lo que lo hace inmensamente feliz: “No es un trabajo fácil, aunque lo estoy disfrutando mucho. Hay que intentar entender al manchego”. Es su octava película junto a él, del que ha dicho: “Voy a hacer un símil con Picasso, que llegó un momento que conseguía expresar con muy poco y Almodóvar está entrando en eso”.

En cuanto a su boda con Nicole Kimpel asegura que no hace falta y asegura entre bromas que “Casarse es muy caro”, confesando que: “Me encuentro perfecto. También digo que estoy como casado. Nicole es mi mujer y yo soy su hombre. Estamos muy bien”.

Aunque Nicole confesaba en ¡Hola! sus ganas de subirse al altar, el actor lo tiene claro: “No, no voy a hacer”, y recuerda: “Cuando me casé con Melani asistieron 10 personas. Es una de las grandes victorias que tengo sobre ‘paparizzismo’ me metí en un juzgado de Londres mientras estaba haciendo ‘Evita’ y no hay ni una foto, ni una, de mi boda. No. Sería una fiesta muy para nosotros”, asegura.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.