Foto: Reuters

Al menos tres personas han muerto y 12 han resultado heridas como consecuencia del seísmo de magnitud 7,0 registrado prácticamente en la línea de la costa de la isla de Lombok, afectada posteriormente por un tsunami de baja intensidad, según han confirmado fuentes policiales a la cadena MetroTV, en un primer balance preliminar.

Asimismo también se han registrado daños materiales en la ciudad más grande de la isla, Mataram, de por sí deteriorada por otro terremoto ocurrido a finales del mes pasado. “El daño a los edificios se encuentra en la ciudad de Mataram, especialmente”, ha declarado el portavoz de la Agencia Nacional de Administración de Desastres (BNPB) Sutopo Purwo Nugroho al mismo medio.

El terremoto se ha registrado a las 13.46 –hora peninsular española– a 10 kilómetros de profundidad y generó una alerta por tsunami que acabó cancelada una hora después. En ningún momento la altura de las olas creció por encima de los 15 centímetros adicionales.

Tras la declaración del seísmo, las autoridades han dado orden a la población próxima al mar de que evacuen a lugares elevados, como la ladera del volcán Rinjani, según la Agencia Indonesia de Meteorología, Climatología y Geofísicas en su cuenta de Twitter.

Las vibraciones se han percibido también en Bali y de las Islas Menores de la Sonda Occidentales.

Lombok fue escenario a finales del pasado mes de julio de otro terremoto, de magnitud 6,4, que dejó al menos 14 muertos y 162 heridos.

Indonesia está situada en el llamado Anillo de Fuego del Pacífico, donde coinciden varias placas tectónicas que causan el 90 por ciento de la actividad sísmica del mundo, según el Servicio Geológico de Estados Unidos.

Allí hay cerca de 130 volcanes activos, más que ningún otro país. Las últimas erupciones del Monte Agung entre 1963 y 1964 dejaron más de 1.000 muertos y cientos de heridos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.