REUTERS/EP

El atleta español Adel Mechaal se quedó muy cerca de subir al podio en los Campeonatos de Europa que se están disputando en Berlín después del cuarto puesto conseguido en los 10.000 metros lisos, mientras que Sergio Fernández logró la clasificación para la final de los 400 vallas.

En los 10 kilómetros, Mechaal salió dispuesto a terminar con su infortunio en las grandes citas, pero los últimos 100 metros terminaron con su sueño. El atleta de origen marroquí paró el cronómetro en 28:13.78 y fue superado por el francés Morhad Amdouni (28:11.22), el belga Bashir Abdi y el italiano Yemaneberhan Crippa.

Se repitió la historia de hace un año en el Mundial de Londres, aunque fuese una prueba distinta, pero Mechaal se quedó con el mismo sabor de boca. “Un cuarto puesto está bien, pero me ha faltado la confianza para esperar a la última vuelta. Me he puesto a tirar para romper la carrera. Está claro que me falta un poco de sangre fría. Era el segundo 10.000 de mi vida”, reconoció.

A falta de 1.600 metros para meta llegó el ataque del campeón de Europa de 3.000 metros en pista cubierta en Belgrado 2017. Mechaal asumió el mando de las operaciones para tantear a sus rivales y entró en la última vuelta en posición de pelear por todo. Sin embargo, primero fue el belga Bashir Abdi y luego el francés Morhad Amdouni, a la postre ganador, los que le superaron.

Sin embargo, cuando parecía que al menos el español tendría el consuelo del bronce, el italiano Crippa le relegó a la cuarta plaza. Aún asi, Mechaal tendrá una nueva oportunidad este sábado en los 5.000 metros. Otro español, Juan Antonio Pérez, aguantó en el grupo de cabeza gran parte de la prueba cruzando la línea de meta en 10ª posición con una mejor marca de la temporada de 28:31.31. Además, Daniel Mateo terminó 13º con 28:44.43.

El otro gran protagonista de la tarde fue el plusmarquista nacional de 400 metros vallas Sergio Fernández, que acabó la semifinal en cuarta posición con 49.19 y obtuvo el pase con el octavo mejor tiempo. El navarro logra, de esta forma, un gran premio tras un año muy complicado por las lesiones. La final será este jueves a partir de las 20.15 horas.

Por su parte, en decathlón, el alicantino Jorge Ureña saltó 2,02 metros en altura y después protagonizó una magnífica carrera de 400 metros en la que venció en su serie con mejor marca personal de 48.50. Tras este primer día es décimo con 4.171, a solo seis puntos de la condición de finalista y con posibilidades de seguir escalando posiciones tras los 110 metros vallas de este miércoles, una de sus pruebas fuertes.

También en esta jornada vespertina en el Estadio Olímpico de Berlín entraron en acción las pertiguistas. La mejor española fue Maialen Axpe, que salvó los 4,35 metros en su tercera tentativa mientras que la campeona de España Mónica Clemente se quedó en 4,20 metros.

DOBLETE BRITÁNICO EN VELOCIDAD.

Además, en cuanto al resto de pruebas, Reino Unido demostró su fortaleza en la velocidad al conquistar el oro en 100 metros tanto femenino como masculino. En mujeres, la victoria fue para Dina Asher-Smith, mientras que en hombres correspondió a Zharnel Hughes, que batió el récord de los campeonatos gracias a sus 9.95.

Asher-Smith venció por delante de la alemana Gina Lückenkemper y la holandesa Dafne Schippers, mientras que Hughes hizo lo propio al imponerse a su compatriota Reece Prescod y al turco Jak-Ali Harvey, plata y bronce, respectivamente. Quién no participó finalmente fue el francés Jimmy Vicaut, uno de los grandes favoritos, que renunció por lesión a escasos minutos de la final tras su buena actuación en ‘semis’.

En otros resultados de la jornada, Polonia demostró su dominio en los lanzamientos con cuatro metales. Mihal Haraty es el nuevo campeón de Europa en peso (21,72) tras arrebatar la corona al alemán y triple vencedor del certamen, David Storl. Konrad Bukowiecki (21,66) sentenció el doblete polaco por delante de los 21,41 metros del germano.

Por último, en martillo, Wojciech Nowicki se llevó el oro tras derrotar a su compatriota Pawel Fajdek, que lanzó hasta los 78,69 metros. Sin embargo, los 80,12 de Nowicki metros fueron inalcanzables para sus perseguidores. Completó el podio el lanzador húngaro Bence Halasz gracias a sus 77,36 metros.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.