La playa de Ciutat Jardí, que había permanecido cerrada por un vertido de aguas residuales, se ha reabierto esta mañana con bandera verde, aunque se recomienda no bañarse en la zona de la derecha de la desembocadura del torrent Gros.

Según ha informado el Ayuntamiento de Palma, tras los análisis se ha determinado que el baño está permitido en la playa. Con todo, se desaconseja el baño en una parte de la playa por precaución, a la espera de los nuevos análisis de muestras de agua recogidas esta mañana.

La playa de Ciutat Jardí tuvo que ser cerrada la tarde del martes debido a la ruptura de una cañería que provocó un vertido de aguas residuales en el Torrent Gros. La incidencia tuvo lugar poco antes de las 17.00 horas en una cañería de conducción de aguas residuales en la entrada de la estación depuradora número 2, del Coll d’en Rebassa.

El vertido se controló antes de las 18.00 horas y por la noche la empresa municipal de aguas y alcantarillado de Palma (Emaya) finalizó la reparación de la cañería. El miércoles ondeó la bandera roja en la playa a la espera del resultado de las analíticas del agua del mar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.