La Audiencia Provincial de Valencia ha condenado a 15 años de prisión a una mujer por la muerte de una amiga a la que, tras una discusión en el cuarto de baño de su casa, dio un emujón y aprovechando que estaba aturdida, golpeó su cabeza contra el escalón de una bañera, así como que la roció con lejía. El fallo establece también que deberá indemnizar a cada uno de los herederos con 60.000 euros.

Los hechos se produjeron en mayo de 2017 cuando la mujer se encontraba en casa de su amiga en Alfafar (Valencia) e iniciaron una discusión verbal entre ambas que provocó empujones y salpicaduras de lejía a la acusada. La mujer reaccionó empujándola, con lo que la víctima se golpeó la cara con el escobillero de porcelona que se llegó a romper y le produjo heridas en la nariz y el labio.

Aprovechando el aturdimiento la acusada le cogió la cabeza y le golpeó reptidamente contra el escalón del borde de la bañera lo que le causó un traumatismo craneoncefálico y “con el objeto de conseguir su finalidad” derramó lejía sobre ella y sus heridas, procediendo a continuación a cerrar la puerta del baño ante el fuerte olor que desprendía.

La mujer llamó a su hijo para decirle que había matado a su amiga y éste le aconsejó que lo comunicara al 112, lo que hizo, por lo que los servicios de emergencia acudieron a la casa a asistir a la herida.

La evaporación de la lejía provocó una insuficiencia respiratoria que dio lugar un edema pulmonar por falta de oxigenación, y finalmente un edema cerebral que provocaron la muerte de la mujer durante su traslado al hospital.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.