La Guardia Civil se ha hecho cargo de la investigación de un presunto caso de violación ocurrido esta madrugada en la habitación de un hotel de S’Arenal de Llucmajor.

Sobre las 5:30 horas, frente al conserje ha pasado corriendo un joven descalzo y con la nariz ensangrentada que se ha dirigido hasta la puerta del establecimiento y lo ha abandonado.

Minutos más tarde, se han personado en conserjería dos jóvenes inglesas. Ambas estaban muy nerviosas. Una de ellas lloraba y le ha explicado al conserje que acababa de ser violada.

La descripción del agresor aportado por la chica coincidía con la del hombre que unos minutos antes había pasado corriendo frente a él: joven, con bermudas vaqueras, camisa oscura.

Tras avisar a la policía de lo sucedido, se han desplazado hasta el lugar dotaciones de la Policía Local de Llucmajor (que han sido los primeros en llegar), la Guardia Civil y una ambulancia.

Al ser preguntada, la agredida ha relatado que se ha despertado y se ha encontrado con un hombre encima de ella que la estaba penetrando y que ha logrado zafarse de él golpeándole con el codo en la cara y empujándolo, momento en que ha gritado solicitando auxilio. Gritos que han despertado a su compañera de habitación y que han hecho huir al agresor.

La joven también ha dicho que había reconocido al agresor, un joven con el que había coincidido el día anterior en la piscina del hotel, aunque no sabía cómo había acabado en su habitación ya que no recordaba “absolutamente nada” de lo que había hecho durante las últimas horas (lo mismo le ocurría a su compañera de habitación).

El conserje, por su parte, ha informado a los investigadores de que él había visto llegar de madrugada a las dos jóvenes en estado ebrio pero sin ninguna compañía.

El hecho de que ninguna de las jóvenes recordara un solo detalle de lo que habían hecho durante la noche y de que una de ellas estuviera siendo violada sin percatarse de ello, hace sospechar a los investigadores que ambas podrían haber sido drogadas (no se descarta, por ejemplo, que una vez en su habitación, las jóvenes abrieran la puerta a alguien para tomar una copa y esa persona les echara algún tipo de sustancia en las bebidas que las dejara inconscientes).

Tras ser atendida por el médico de un PAC la víctima ha sido trasladada en ambulancia hasta el Hospital de Son Llàtzer para un examen médico

La Guardia Civil revisa ahora las grabaciones de seguridad del hotel y confía en poder detener al agresor en las próximas horas aunque las sospechas recaen sobre un huésped del hotel de nacionalidad holandesa.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.