El Ayuntamiento de Vic (Barcelona) se personará contra el conductor que este domingo embistió a gran velocidad las cruces amarillas instaladas en la plaza Major del municipio por un presunto delito de odio.

En declaraciones a los medios este lunes, la alcaldesa, Anna Erra, ha explicado que se trata de un vecino de Vic de 51 años al que la policía identificó la noche del domingo y que estaba citado a declarar este lunes.

El hombre ha acudido al juzgado junto a su abogado aunque se ha negado a declarar, tras lo que deberá ir a juicio por un delito de conducción temeraria y daños, ya que accedió a una zona de paso restringido a vecinos y personas autorizadas, poniendo en riesgo la seguridad de las personas que se encontraban allí, ha apuntado.

El ayuntamiento ha detallado a Europa Press que la instalación de las cruces en la plaza contaba con el permiso municipal para el fin de semana por ser una actividad de apoyo a los políticos presos y en el extranjero, y ha recordado que una de ellas, la republicana Marta Rovira, es vecina de Vic.

Las cruces podían ser ‘apadrinadas’ por los ciudadanos con un donativo destinado a la Associació Catalana pels Drets Civils, creada por familiares de los líderes presos y en el extranjero, y que recientemente ha recibido al Creu de Sant Jordi de la Generalitat.

Erra ha agradecido el apoyo del presidente de la Generalitat, Quim Torra; el conseller del Interior, Miquel Buch, la Policía Local y vecinos que presenciaron la escena y facilitaron datos para identificarlo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.