Una filtración de agua ha obligado a cerrar la Unidad de reanimación post anestesia del Hospital Can Misses, según ha informado el Área de Salud de Ibiza y Formentera,

El motivo ha sido la rotura del manguito de una máquina situada en el piso superior y que ha estado perdiendo agua durante la noche. Sobre las 07.00 horas, han informado, se ha detectado esta incidencia y se ha procedido a cerrar la sala del despertar.

Los pacientes han sido reubicados en otro espacio y, según el Área de Salud, la actividad asistencial no se ha visto perjudicada, aunque sí se ha retrasado el inicio de la actividad quirúrgica. Por ello, cuatro operaciones han sido desprogramadas este jueves.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.