Once turistas, de edades comprendidas entre los 17 y los 19 años, tuvieron que ser atendidos este domingo en Santa Ponça tras llevar tres días seguidos de marcha a base de drogas.

Según ha podido saber Crónica Balear, por la mañana los servicios de emergencia recibieron una llamada de un joven que se hospedaba en el Hotel Apartments Deya  solicitando la presencia de un médico porque él y otros dos amigos no se encontraban bien.

Una ambulancia se dirigió hasta el lugar indicado donde el médico constató que los tres sufrían una intoxicación por ingesta de drogas y de la que fueron tratados aunque no necesitaron ser trasladados hasta un hospital.

Sobre las 18:00 horas se volvió a requerir ayuda desde el mismo apartamento y, de nuevo, una ambulancia se acercó hasta allí. Sin embargo, la sorpresa del médico fue mayúscula al comprobar que en el piso había ahora once jóvenes y todos ellos presentaban los mismos síntomas: taquicardia, fiebre alta y un estado de gran nerviosismo.

La situación era tan grave que el médico se vio así obligado a solicitar ayuda inmediata y varias ambulancias y médicos tuvieron que acudir de urgencia.

Finalmente, los turistas -todos de nacionalidad irlandesa- confesaron que llevaban tres días seguidos sin dormir, de marcha, y que para mantenerse en pie habían consumido MDMA (éxtasis).

De los once intoxicados, seis de ellos tuvieron que ser trasladados hasta un centro hospitalario.

El MDMA es un tipo de droga que suele consumirse de forma oral y que puede inducir en quien la toma a estados de euforia e hiperactividad. Entre los efectos adversos e inmediatos que pueden producirse se encuentran la taquicardia, la sudoración excesiva, la subida de la presión arterial o la deshidratación y pueden conducir a la muerte.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.