hotel bh mallorca

Un turista ebrio, de 25 años de edad, ha sufrido una importante lesión medular tras lanzarse de cabeza a una piscina y golpearse contra el fondo de la misma en un hotel de Magaluf.

El accidente se produjo en la medianoche de ayer en el Hotel BH Mallorca cuando el joven, que se hallaba junto a un grupo de amigos, se lanzó de cabeza por la parte menos profunda de la misma.

Tras escuchar un fuerte ruido, provocado por la cabeza al golpear de forma violenta contra el fondo y darse cuenta de que no salía a la superficie, varios de sus amigos se lanzaron a por él y lograron extraerlo del agua aunque el joven no lograba moverse de cuello para abajo.

Dotaciones de la Policía Local, la Guardia Civil así como una ambulancia se dirigieron de inmediato hacia el lugar. A su llegada, el personal sanitario confirmó las peores sospechas y es que el herido había sufrido una lesión medular a raíz de la cual sufría tetraplejia.

Tras lograr estabilizarle fue trasladado hasta el Hospital de Son Espases donde ha sido operado de urgencia.

Se ha dado la circunstancia de que también esta madrugada, en Palma Nova, otro joven ha resultado con importantes heridas en la cara por lanzarse de cabeza en la piscina.

UN ESTUDIO ALERTA DE QUE LAS LESIONES MEDULARES POR ZAMBULLIDAS DE CABEZA NO DEJAN DE CRECER

Las lesiones medulares por zambullidas de cabeza durante el verano representan el 6 por ciento del total de los casos anuales y “no dejan de incrementarse año tras año”, según ha señalado Jesús Porta Etessam, director de la Fundación del Cerebro, de la Sociedad Española de Neurología (SEN).

De acuerdo a los datos de la SEN, cada año se producen en España al menos unos 100.000 nuevos casos de traumatismo craneoencefálico (TCE) y unos 600 de lesiones medulares de origen traumático. Aunque la mayoría de las consultas por TCE son “leves”, el traumatismo craneoencefálico es la primera causa de muerte e incapacidad en la población menor de 45 años en los países desarrollados.

Por otra parte, desde la SEN advierten de que las personas con lesiones medulares son entre dos y cinco veces más propensas a morir prematuramente, y en el 50 por ciento de los casos de origen traumático ocasionan tetraplejia.

De todas las lesiones medulares que se producen anualmente en España, un “porcentaje destacado” corresponde a sucesos evitables, tras actividades deportivas y de ocio. El perfil tipo de los afectados es el de un joven menor de 30 años, que suele sufrir el accidente en los meses de verano. Niños y adolescentes son los que con mayor frecuencia se ven afectados por traumatismos craneoencefálicos o lesiones medulares, generalmente por impudencias a la hora de introducirse en el agua, detalla el doctor.

“No solo por lanzarse al agua desde gran altura, sino porque muchas veces estas prácticas van asociadas al consumo de alcohol u otras sustancias. Comprobar la ausencia de obstáculos y la profundidad del lugar donde nos vayamos a sumergir, utilizar los brazos como protección de nuestro cuerpo si nos tiramos de cabeza, vigilar a los más pequeños cuando estén cerca del agua y no consumir drogas antes de realizar cualquier actividad acuática, son las principales medidas a adoptar para evitar estos accidentes”, comenta Porta.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.